Cultura para resistir frente a la crisis

By | Julio 16, 2017



Junto con el nuevo Museo Nacional de Arte Contemporáneo (EMST, en sus siglas griegas), que ocupa la sede de una antigua planta cervecera a tiro de piedra de la Acrópolis —todo en Atenas está a la vista de su diosa tutelar—, el Centro Cultural de la Fundación Stavros Niarchos se ha convertido en tiempo récord en un polo de desarrollo urbano. Como por arte de magia, abrazando el hormigón de la ciudad y el azul del mar Egeo, ha insuflado vida a lo que hace mucho fue un hipódromo, luego un inmenso solar vacío y, a la postre, una metáfora del derribo emocional y físico de la urbe. Alrededor de un bello edificio de mármol, acero y cristal firmado por Renzo Piano, se extiende un parque inabarcable (170.000 metros cuadrados) con paseos, pistas para ciclistas y patinadores e incluso un canal para pequeñas embarcaciones. En el interior del colosal edificio, de construcción sostenible —es el primer centro de este tipo en Europa que logra la certificación LEED Platinum—, se conjugan dos alas, las sedes de la Biblioteca Nacional y de la Ópera, con un escenario que se inauguró en noviembre de 2016 durante la visita a Grecia, en el último viaje al exterior de su mandato, del expresidente de EE UU Barack Obama.

Seguir leyendo.



INFORMACION COMPLETA AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *