‘Gintonic’

By | Julio 31, 2017



Qué calor y qué sed, gente. ¡Agua va! Pero yo quiero hablar de otros líquidos. Se llaman el agua tónica y la ginebra. Como saben, si se incrustan juntos en un buen vaso ancho ni grueso ni muy fino —los de sidra que yo compraba en la desaparecida Casa Aranzabal de San Sebastián eran perfectos— y se derraman con una sabia mezcla de delicadeza y ansia sobre una generosa montaña de piedras heladas y a eso se le añade una corteza de limón surge el milagro incandescente denominado gin-tonic. Quitémosle el guion. Gintonic.

Seguir leyendo.



INFORMACION COMPLETA AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *