Los rehenes de una guerra sin nombre

By | Julio 29, 2017



Custodiados por diversos carceleros, en las desgarradas provincias de Donetsk y Lugansk, en ciudades como Odesa, Járkov, Kiev y Moscú, en la anexionada Crimea y en inhóspitas zonas de Siberia, hay civiles y militares, activistas aguerridos y ciudadanos casuales que, con independencia de su origen (ucranianos, rusos y tártaros sobre todo), tienen en común su condición de presos de una guerra no reconocida como tal. Esta circunstancia los convierte en “rehenes” (con distinto valor para el intercambio y la propaganda) en una contienda en la que 10.090 personas (de ellas 2.777 civiles) perecieron y 23.966 resultaron heridas hasta el pasado 15 de mayo, según las estimaciones del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Acnudh).

Seguir leyendo.



INFORMACION COMPLETA AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *