Rosalía de Castro refuerza su legado literario frente a los estigmas de Cela

By | Julio 29, 2017



A pesar de su nombre, Terra es una perra de mar, pero hoy remonta los ríos Ulla y Sar, en Galicia, encaramada a la proa de un barco velero, dispuesta a seguir siempre a su amo, que navega rumbo a Padrón para rendirle homenaje a Rosalía de Castro (1837-1885). Terra viaja a bordo de Maraxe, una dorna o embarcación tradicional que viene junto a otras 15 hermanas de O Grove, Cambados y la Illa de Arousa, y también con un bote de Marín, una buceta de Muros, una gamela de Cangas y un carocho típico del Miño. Con sus nombres bien podría escribirse poesía: Mimela, Roxiña, Daimela, Maristela, Ortelinda, Javiota, Zenaida, Bazarra, Anguleiro, Montañesa, Nécora, Onza, Nerea, Rosalía. Y quizás por eso son estas embarcaciones las que devuelven cada verano a la poeta gallega, desde hace cinco, los versos que ella les dedicó a las dornas que vio subiendo el Ulla en sus tiempos. “¡Que inchadiña branca vela / antre os millos corre soa, / misteriosa pura estrela! / Dille o vento en torno dela: / “Palomiña, ¡voa!, ¡voa!“.

Seguir leyendo.



INFORMACION COMPLETA AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *